CÓMO ARREGLAR UNA UÑA ROTA CON ESMALTE PERMANENTE

06/07/2023 5:00 min
Cuando menos te lo esperas, cuando llevas la manicura recién hecha o cuando por fin has conseguido el largo de uñas que llevabas tiempo persiguiendo… de repente, ocurre. Un golpe desafortunado ha quebrado una de tus uñas. Las personas que han experimentado en alguna ocasión la tremenda incomodidad de llevar una uña rota o agrietada, entenderán que no exageramos cuando nos referimos a ello como un verdadero beauty drama.

En Manicura24 queremos que una uña rota sea la menor de tus preocupaciones, por eso, estamos aquí para darte soluciones y para que este incidente sea solo cosa del pasado. Aprender cómo arreglar una uña rota con esmalte permanente puede librarte de situaciones incómodas, molestas y dolorosas en un futuro. ¿Nos ponemos manos a la obra?

¿POR QUÉ SE PARTEN LAS UÑAS CON ESMALTE PERMANENTE?

La sensación que tenemos cuando llevamos la manicura hecha con esmalte permanente es la de tener unas uñas más duras y resistentes, sobre todo si hemos usado alguna base de esmalte permanente especial para aportar resistencia y volumen, como la Volume Base. Pero la manicura de esmalte permanente no es inmune a un hecho tan trágico como inevitable: romperse una uña.
 
Cómo arreglar una uña rota con esmalte permanente

¿CÓMO SE PUEDE ARREGLAR UNA UÑA ROTA CON ESMALTE PERMANENTE?

Arreglar una uña rota es un acto de alta prioridad. La emergencia en repararla surge de los posibles enganchones que podrían empeorar la situación, y no queremos que eso pase. 

El primer paso es identificar a qué tipo de daño nos enfrentamos: a una grieta o a una rotura de la uña. Nos referimos a una grieta o fisura cuando una zona de la uña se ha separado en dos partes, apareciendo una abertura, pero no se ha acabado de romper. En la rotura, en cambio, se ha desprendido una parte de la uña.

Una vez identificado qué tipo de daño hay en tu uña, podrás decidir cuál de estas dos soluciones infalibles que te proponemos a continuación es la mejor para ti.

PASO A PASO PARA ARREGLAR UNA UÑA ROTA CON ESMALTE PERMANENTE

Si llevas hecha la manicura permanente, empieza por retirar el esmalte por completo. Eso te permitirá ver el estado real de la uña. Intenta retirar el esmalte permanente con cautela y suavidad para evitar dañar más la uña. Recuerda que el objetivo de reparar una uña con esmalte permanente es poder arreglarla sin tener que perder el largo y la forma que tiene
 

ARREGLAR UNA UÑA ROTA

Si este es tu caso, ¡no te preocupes! Ahora mismo verás lo rápido que conseguirás rellenar tu uña con esta técnica. ¡Incluso el peor scenario posible se puede solventar en un santiamén!

Para arreglar una uña rota necesitarás:
Empieza colocando el molde en el dedo que tenga la uña afectada. Seguidamente, aplica los líquidos preparadores en este orden: primero el Nailprep y seguidamente el Primer Ultra-Bond. Recuerda que ambos líquidos se secan al aire y evitar tocar las cutículas.

Aplica una capa de Strong Volume Base por toda la superficie de la uña y usa más cantidad de producto en la parte rota a modo de relleno. Con el pincel fino, reparte el producto de manera que cubra toda la zona que falta de uña y quede lo más uniforme posible.
 
Cómo reparar una uña rota con esmalte semipermanente

Seca en lámpara y, con mucho cuidado, quita el molde del dedo. Aplica una segunda capa de Strong Volume Base en toda la uña (incluyendo la zona que ha sido rellenada con el mismo producto) y vuelve a secar.

Lima para conseguir igualar los bordes del relleno que has creado y para dar la forma que deseas. Con la cara fina de la misma lima, puedes limar la superficie de la uña para igualar los volúmenes, dar porosidad y así, poder esmaltarla de nuevo.

En este vídeo sobre cómo arreglar una uña rota con esmalte permanente podrás ver la ejecución de los pasos que te acabamos de contar.
 

ARREGLAR UNA UÑA FISURADA O AGRIETADA

Las grietas en las uñas pueden producirse en el borde libre o en el lecho ungueal y, según el lugar en el que se encuentre, deberemos actuar de una manera u otra. Como sabemos que quieres un resultado duradero y profesional, te recomendamos que para arreglar una uña rota uses Polygel.

¿Qué hacer si la fisura se ha producido en el borde libre de la uña
  1. Pasa el taco pulidor por toda la uña para dar porosidad. 
  2. Con la ayuda de unos alicates o unas tijeras de manicura, corta la uña desde el borde libre hasta el final de la fisura, de manera que quede un hueco en forma de triángulo
  3. Aplica los líquidos preparadores y, una vez secos, aplica una capa de base de esmalte permanente y seca en lámpara.
  4. Con Polygel transparente, crea un refuerzo en toda la uña, asegurándote de que el polygel se ha introducido bien en el hueco, aplicando en esa zona mayor cantidad de producto. Puedes ayudarte con un molde para uñas. Una vez hayas acabado de aplicar el polygel y hayas conseguido una forma natural, seca en lámpara.
  5. Limpia con Cleaner y lima el borde libre de la uña para dar la forma deseada y la superficie para igualar volúmenes.
  6. Si tienes torno, puedes usarlo en la parte interior de la uña (por debajo) para eliminar el polygel que se haya podido filtrar por el hueco.
Arreglar uña rota

¿Qué hacer si la fisura se ha producido en el lecho ungueal?

En este caso, el polygel también será tu mejor aliado para solucionar el problema. Al contrario que en el caso anterior, la fisura que se encuentra en el lecho ungueal no se puede cortar para crear un hueco en el que introducir el producto, así que en este caso, hay que trabajar de forma que el polygel cubra la grieta a modo de parche.

 
Arreglar uña agrietada

También puedes recurrir al truco de la bolsita de té. Si perteneces a esa parte de la población que nunca había oído hablar de este truco: no, no se trata de una leyenda urbana. Lo que te vamos a contar ahora funciona. La idea es usar la bolsa de té o infusión a modo de tirita o parche. ¿Te pica la curiosidad?
  • Con unas tijeras, abre la bolsa de té por la parte superior para vaciar el contenido.
  • Seguidamente, introduce el dedo, calca la forma de tu uña (al ser un tejido semitransparente podrás hacerlo sin problema) y recorta cuidadosamente la forma que acabas de dibujar. 
  • Posa una gota de pegamento para uñas sobre la uña rota y coloca el tejido de la bolsa de té encima, de manera que encaje con la forma de tu uña y procurando que cubre toda la superficie. 
  • Vuelve a aplicar pegamento de uñas sobre toda la superficie y deja secar.
  • Lima la uña para igualar los volúmenes y el borde libre.
Una vez hayas “parcheado” tu uña con la bolsita de té, tienes dos opciones: dejarla al natural o hacerte la manicura permanente. Si te decantas por la primera, es posible que tengas que ir aplicando una nueva capa de pegamento cada dos o tres días. En caso de hacerte la manicura permanente, eso no será necesario.

Con estos dos consejos te olvidarás de tener que cortarte las uñas por una rotura. Consigue un acabado perfecto siguiendo estos pasos y dile adiós a la lima y las tijeras.

¿QUÉ TE HA PARECIDO ESTE POST?

No se han encontrado comentarios
Tienes que estar autentificado para poder comentar

COMPARTIR